facebook
Ic Istagr
Ic Pint

La Soledad, este “pecado original” con el que ha nacido el nuevo Centro de Arte de Córdoba, parece que lo condena, temporalmente espero, a ser víctima de esa maldición de Sacunda que desde hace mil años separa por orillas la vida y la muerte de la ciudad. Mas esto, lejos de perjudicar la obra y el mensaje de Pepe Espaliú, lo refuerza con una contundencia poética que multiplica las emociones de su visionado. 

Encerradas en grandes espacios irregulares, grises y fríos, sin vistas hacia afuera. Tan solo unas altas y blancas claraboyas que iluminan con luz cenital algunas piezas claves de Espaliú, y que nos ubican de pronto en el centro de una especie de caverna de Platón, donde a través de las “sombras” proyectadas por la lúcida y doliente personalidad de uno de los artistas esenciales para entender las últimas décadas del siglo XX, podemos sentir, un gramo al menos, del conflicto y la lucha de toda una generación que se enfrentó entonces a fantasmas y diablos que cobraron su diezmo. La juventud y el talento de Espaliú fue un doloroso pago de esta batalla.

Círculo íntimo: el mundo de Pepe Espaliú”, es el nombre de esta itinerante exposición, que aunque trata y traza los márgenes y las influencias del artista, centra su mirada en su último y más fructífero y comprometido trabajo.

Pepe Espaliú sabe ya en 1990 que ha sido alcanzado por el terrible virus del SIDA, una enfermedad mortal que ataca a putas, maricones y yonkis. Perdonen la dureza de esta última frase, pero necesito que entiendan a qué terrible escenario de aislamiento social se enfrentaban los enfermos de VIH, y que Espaliú, aunque va mucho más allá, describe en sus obras y sus palabras: “Los enfermos estamos en una paradoja, seguir en el mundo sin tocar el mundo, seguir caminando sin tocar la tierra

Desde principios del año 90 hasta diciembre de 1992, Espaliú guarda el secreto de su mortal dolencia y entra en un intenso proceso creativo, cuyo poético resultado podemos ver hoy en Córdoba perfectamente representado. Un trabajo más escultural que pictórico que nos transmite rotúndamente la soledad y el aislamiento del ser y del ser enfermo.

A finales de 1992, Espaliú decide hacer pública su condición de homosexual y enfermo de VIH, mediante una carta en el diario El País: “Retrato de un artista desahuciado”. Esta publicación coincide con “Carrying” la intervención callejera que ese día tiene lugar en Madrid, en la que es portado por parejas desde el Congreso de Diputados al Museo Reina Sofía sin que tocara el suelo, por numerosos voluntarios, entre los que están el cineasta Pedro Almodóvar o la actriz Marisa Paredes.

Círculo íntimo: el mundo de Pepe Espaliú puede verse en el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía hasta el 3 de septiembre. Este se encuentra muy próximo a Viento10, en la otra orilla del Guadalquivir. Te recomendamos vivamente que visites esta exposición.

Pepe Espaliú tiene en su ciudad natal un centro de interpretación que contiene además de un gran número de sus obras, su biblioteca personal.

Más sobre el artista Pepe Espaliú.

 


Texto y fotografías: Luis Calvo

 

 

referencias

 

referencia de booking

Excellent
Rated By guests
9.4
Hotel Viento10
HotelsCombined

condiciones de venta ·Hotel 2** Ciudad Nº Registro H/CO/00731·  Mapa web/ Site map